10 Consejos para mejorar tu estrategia de marketing jurídico

¿Qué es el marketing jurídico?

Está claro que, hoy en día, y especialmente en un sector tan competitivo como el legal, la mayoría conoce (en mayor o menor medida) en qué consiste el marketing jurídico. Hace años que esta “herramienta” dejó de ser una tendencia y se convirtió en una realidad de lo más útil para las firmas, y con la que alcanzan un objetivo esencial: diferenciarse.

Eso sí, hablamos de un concepto muy amplio que no cuenta con una definición clara. Podríamos definir el marketing jurídico, como una disciplina que ayuda estratégicamente a las firmas a captar y retener clientes, y por lo tanto incluye cualquier acción encaminada a esa finalidad (comunicación efectiva, publicidad, eventos, marketing de contenidos, directorios legales internacionales, etc).

10 consejos útiles para gestionar el marketing jurídico

1.Elabora un plan de marketing: el principal fallo de muchos despachos es que no cuentan con una hoja de ruta clara y llevan a cabo acciones independientes que poco tienen que ver las unas con las otras. Esto provoca que los resultados de dichas acciones no se puedan valorar de forma conjunta teniendo en cuenta la estrategia que haya definido la firma.

2.Cuida tu imagen corporativa: si quieres que tu marca se reconozca y se recuerde, tienes que prestar atención a las ideas y sensaciones que transmitan los elementos visuales que utilices. No hablamos solo de la página web o del logo, sino de las herramientas que utilizas cada día para comunicarte con tus clientes, desde una presentación corporativa, a una propuesta, tu business card o la firma de tu email.

3.Trabaja a fondo la relación con los medios: uno de los principales objetivos que tienes que marcarte si quieres reforzar tu reputación, es mejorar tu presencia en los medios de comunicación. Identifica a los periodistas encargados de las diferentes secciones que sean de tu interés e intenta establecer  y mantener una buena con ellos. Recuerda que esta relación tiene que beneficiar a ambas partes; no solo se trata de cumplir tus objetivos, también deberás ayudar al medio cuando te lo pida. Por lo tanto, como cualquier relación que merezca la pena, hay que currársela y no basta con un café esporádico una vez al año.

4.Establece un plan de contenidos: fija en un calendario los posibles temas y deadlines y cúmplelos. Aprovéchate de las novedades legislativas para crear contenido de valor, utiliza tu blog, las RRSS y el email marketing para llegar a potenciales clientes.

5.No menosprecies las RRSS: son una herramienta clave para mejorar el posicionamiento del despacho y ganarse la confianza del público objetivo. Pero cuidado: no se trata de llenarlas con publicaciones esporádicas que carezcan de sentido, PLANIFICAR es necesario.

6.La opinión de tus clientes es importante: se trata de un punto esencial que a menudo pasa muy desapercibido. Solicitar feedback a los clientes aumentará tu percepción sobre el servicio prestado, y, sobre todo, te ayudará a mejorar y cambiar lo que no funciona. También es muy útil para establecer relaciones sólidas duraderas; en definitiva, para fidelizar a tus clientes.

7.Fomenta tu actividad comercial: el día a día de los abogados nos hace olvidarnos de una de las cuestiones más importantes del negocio: la captación de clientes. Márcate objetivos semanales y cúmplelos (un café con ese compañero de facultad, con el potencial cliente que conociste en un evento, etc…).

8.No dejes un email sin contestar: la vida da muchas vueltas: conserva este consejo como mantra. Esa propuesta que en principio no te interesa, ese candidato que no necesitas…da igual de lo que se trate, nunca se sabe si en el futuro esas relaciones pueden ser de utilidad.

9.Ten muy presente a la competencia: ver a los competidores como adversarios puede dañar mucho a tu despacho. Desarrolla vínculos, prepárate para colaborar cuándo sea necesario, y mantente siempre alerta: conocer a la competencia obliga a todos a dar siempre lo mejor de si mismos.

10.Identifica los eventos del sector: haz un listado mensual con los eventos del sector a los que no puedes faltar. Al igual que lo que no se comunica no existe, lo que no se “ve” tampoco. Muévete, que te vean potenciales clientes, otros abogados, sigue con detenimiento las tendencias del sector y siente curiosidad por lo que está pasando.