Cómo posicionar tu despacho en directorios legales internacionales (I): Chambers & Partners

Como era de esperar, 2021 ha arrancado con una gran carga de trabajo para los departamentos de marketing de los despachos. Una de las primeras tareas a las que van a tener que hacer frente será preparar las tediosas submissions del directorio Chambers & Partners, que ya ha publicado sus deadlines.

Eso sí, no ha sido el único, ya que a esa primera tanda de submissions (corporate, dispute resolution, banking & financeCapital MarketsIP) que hay que entregar antes del próximo 23 de febrero, se une el deadline establecido por el directorio británico IFLR1000, que ha fijado la fecha de entrega tan solo tres días después, el 26 de febrero.

No nos engañemos, el proceso para completar estas candidaturas es un trabajo de lo más estresante. De cara a hacerlo un poco más llevadero, a continuación, os dejo una serie de tips que os pueden ser de mucha utilidad, sobre todo para hacer frente a la candidatura de Chambers & Partners.

  1. Lo primero que hay que tener en cuenta es que, de cara a conseguir el posicionamiento deseado en estos rankings, no basta con rellenar el “submission form”. Este proceso tiene 3 elementos fundamentales que hay que tener muy en cuenta, y cada uno juega un papel diferente y relevante:
  • La selección de asuntos e información sobre el área de práctica.
  • La selección de los referees (lo más importante para Chambers).
  • La entrevista con los investigadores (no siempre).
  1. Antes de preparar las submissions, debes tener claros los mensajes que quieres transmitir. No se trata de llenar el documento con información y asuntos. antes de empezar tienes que definir tu estrategia junto con los directores del área de práctica en cuestión, ya que su visión es esencial. Céntrate en resaltar los puntos fuertes del área y demuéstralos con ejemplos y hechos concretos. Ayuda al investigador a entender mejor tu práctica mostrándole también qué es lo que os hace diferentes al resto: quiénes son vuestros clientes principales, cuales son los clientes nuevos, vuestra experiencia concreta en determinados sectores, industrias o áreas de nicho, los servicios auxiliares que ofrece el despacho… etc.
  2. La información tiene que ser coherente. Asegúrate de que haya coherencia entre los abogados que promocionas en la submission, los asuntos y referees, y limita el número de los profesionales que propones para las categorías individuales. Resumiendo, no puedes meter a todos los abogados del área de práctica. Incluye solamente a aquellos que participen en los asuntos incluidos, que tengan referees, etc. Es muy fácil caer en la tentación de promover más el ego de los abogados que sus propios méritos, pero céntrate en aquellos que realmente hayan tenido un buen año.
  3. Para Chambers lo más importante es el feedback de los referees (supone un 50%-60% del proceso). La submission también es importante, pero en un segundo plano.
  4. No te olvides de incluir a tus asociados en la submission: siempre hay que destacar a los abogados más jóvenes.
  5. Matters o asuntos: aunque parezca obvio, acuérdate de ordenarlos de mayor a menor importancia. Así conseguirás llamar la atención del investigador, y que este vea que la práctica ha llevado a cabo un trabajo variado y de calidad. Es importante que, a la hora de rellenar cada asunto, huyas del lenguaje excesivamente técnico (los investigadores no son abogados) y que resumas cada caso de manera clara, destacando sus puntos fuertes (cuantía, si es cross-border, por qué es relevante, etc). Otro punto fundamental de este apartado para los investigadores es que, siempre que sea posible, nombres a las otras firmas que hayan participado o que hayas tenido de contraparte en ese caso.
  6. Referees: cada abogado que incluyas en la submission debe tener por lo menos 3 Un error común es creer que los investigadores tienen en cuenta en seniority de tus contactos, pero nada más lejos de la realidad. Lo que verdaderamente cuenta es que contesten, algo especialmente importante para Chambers, como ya hemos comentado. Cuando sea posible, utiliza a referees que puedan dar referencias de varios abogados, y procura no dar los mismos todos los años o reutilizarlos para otros directorios.
  7. Como ya hemos mencionado, Chambers & Partners también tiene en cuenta el feedback de la competencia, que recopila a través de sus entrevistas. A pesar de que son ellos los que eligen a los despachos que van a entrevistar, si contactas con ellos al inicio del proceso y en tu práctica ha habido cambios relevantes, es muy probable que puedas conseguir la entrevista con el investigador.

Si una vez que se publican los resultados no has conseguido el posicionamiento deseado, no te desesperes ni renuncies a presentarte a los rankingsChambers es más conservador que su vecino Legal 500, y tarda una media de entre 1-3 años en clasificar a las firmas. Por otro lado, también es importante que, aunque estés contento con los resultados, pidas feedback al investigador. Se trata de información muy útil que te ayudará a evaluar y mejorar tu puesto en los rankings.

 

Publicado en: Economist and Jurist