Entrevista a Marlen Estévez Sanz

Continuando con nuestras charlas con referentes y líderes del mundo de la abogacía española, en esta oportunidad hemos tenido la suerte de contar con el testimonio de Marlen Estévez Sanz, socia de Roca Junyent, donde dirige el Departamento de Litigación, Arbitraje & Mediación de la oficina de Madrid, siendo también Co-Head del Departamento de Innovación y Co-Directora del Latam Desk.

Además de su labor profesional, Marlen destaca por su faceta dirigencial, participando activamente en la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, el Consejo General de Abogados de Europa, el CIAR, el ICAM, Endeavor, y en Women in a Legal World (WLW), organización donde ejerce la presidencia y que tiene por objetivo promover el talento femenino dentro del sector jurídico.

A pesar de su ajustada agenda, Marlen ha tenido la amabilidad de tomarse el tiempo para conversar con Venize y brindar sus impresiones sobre los distintos temas abordados durante la entrevista.

 

VENIZE: A raíz de la irrupción del COVID- 19, la actividad jurídica ha sufrido un gran impacto, por lo que nos consta que desde Women in a Legal World se llevaron a cabo diversas iniciativas. Destacamos el lanzamiento de una Guía sobre las principales consecuencias jurídicas de las medidas adoptadas a raíz de la crisis sanitaria, ¿cómo fue su desarrollo y que recepción ha tenido?

MARLEN: Así es, desde la Asociación hemos vivido esta pandemia de forma muy activa y cercana tratando de poner al servicio de la sociedad nuestro conocimiento jurídico a través de una guía jurídica gratuita que compendiase y explicase todas las normas jurídicas que se aprobaron durante el estado de alarma de la mano de grandes especialistas del país.

 Y ello ya que la crisis sanitaria que estamos viviendo está teniendo un efecto innegable en la economía mundial y en la actividad de ciudadanos y empresas, lo que está desencadenando consecuencias jurídicas de diversa índole. La primera y más relevante es la hiperactividad normativa desatada por la declaración del estado de alarma para hacer frente a la emergencia sanitaria provocada por la pandemia del COVID-19. En este sentido, cabe destacar que en España se aprobaron 39 Reales Decretos-Leyes y 793 Reglamentos en 2020. De ahí la importancia de ayudar a compendiar y explicar toda la normativa referida.

 Asimismo, otro ejemplo de nuestro compromiso con la sociedad, es que durante el año 2020 organizamos más de 30 webinars sobre distintas temáticas jurídicas liderados por diferentes socias. También, lanzamos la Primera Edición del Foro de Consejeras donde hemos trabajado para poner en valor la figura de los juristas de la mano del Parlamento Europeo y de ESADE, con quien conjuntamente hemos tenido la oportunidad de elaborar el Primer informe de Mujeres Juristas en los Consejos de Administración.

 

V: Asimismo, otra de las iniciativas llevadas a cabo por Women in a Legal World que nos ha llamado la atención por ser novedosa y disruptiva, es la Declaración de Teletrabajo: 12 compromisos + 12 causas, elaborada conjuntamente con 50&50 GL. ¿Qué impacto ha tenido la misma en el ámbito laboral desde su lanzamiento (entre despachos y empresas)?

M: La Declaración de Teletrabajo e Innovación fue un proyecto que llevamos a cabo con mucha ilusión y el resultado fue novedoso y disruptivo. Surgió tras varias reflexiones conjuntas con Alicia Muñoz y Gloria Lomana sobre lo que habíamos aprendido de las vivencias que esta pandemia nos ha dejado, con el objetivo de aprovechar la coyuntura que había en los meses anteriores para asentar unas bases razonables sobre el teletrabajo y no desaprovechar las oportunidades que éste nos brinda. Además, llevamos a cabo una encuesta de la mano de 50&50 Gender Leadership Advisory y Adriana Scozofava para conocer la opinión de los españoles sobre estas cuestiones.

La acogida que tuvo esta iniciativa fue abrumadora. De hecho, fue suscrita por la Agencia Española de Protección de Datos (siendo el primer organismo de la Administración General del Estado que se adhirió a esta iniciativa) así como los principales despachos de abogados de España, y entre otros, la práctica totalidad del Ibex 35, la Cámara de Comercio de España, la Cámara de Comercio de EEUU en España, el Consejo General de la Abogacía Española, el Colegio de Registradores y  el Consejo General del Notariado.

Los 12 compromisos + 12 causas para la era post-covid que contempla la Declaración son: nueva cultura empresarial, tecnología y teletrabajo, desconexión digital, entorno colaborativo, dirigir y evaluar por objetivos, liderar con seguridad, asegurar la salud y seguridad, competencias tecnológicas, manual de buenas prácticas, establecer métricas, garantizar la confidencialidad, así como teletrabajo y sostenibilidad.

Consideramos que estos compromisos constituyen los pilares para construir una nueva forma de trabajar. El teletrabajo es una herramienta necesaria y potente, que ha venido para quedarse y que debe guardar un cierto equilibrio con la presencialidad para tener efectos óptimos en el rendimiento laboral.

 

V: Recientemente, Roca Junyent ha sido reconocido por Great Place to Work en su ranking Best Workplaces Legal 2021 como uno de los mejores despachos para trabajar en España. La labor del Comité de Igualdad, Diversidad e Integración (CIDI) de la firma debe haber tenido mucho que ver con dicho reconocimiento. ¿Cuándo fue conformado el Comité y cuáles son las principales acciones que ha puesto en marcha?

M: La creación del CIDI fue aprobada con el compromiso de implementar el Plan de Igualdad, realizar un análisis de la organización y regulación actual de Roca Junyent, y fijar los objetivos del Despacho en este ámbito. Para ello, elaboramos un diagnóstico en materia de igualdad, haciendo partícipe a toda la organización a través de una encuesta realizada a todos/as los/as profesionales y finalizando dicho diagnóstico a través de las respuestas obtenidas, analizándolas y plasmando todo ello en un Plan de Igualdad.

Otras de las acciones que ha puesto en marcha el CIDI han sido la organización de charlas que cuentan con la presencia de ponentes influyentes y relevantes en materia de diversidad e inclusión, la colaboración con la Fundación Quiero Trabajo, a través de un programa de mentoring y estilismo dirigido a mujeres que están en búsqueda activa de trabajo, asesorándolas en todos los aspectos para afrontar su entrevista de trabajo, así como la iniciativa a optar por este prestigioso reconocimiento de Great Place to Work y el distintivo Igualdad en la Empresa que otorga el Ministerio de Igualdad.

 

V: Como socia de Roca Junyent, fundadora y presidenta de Women in a Legal World, y ocupando cargos en diversas instituciones de renombre, eres un referente en el proceso español de empoderamiento femenino que está teniendo lugar, siendo incluida dentro del Top 100 de Mujeres Líderes en España. Desde tu lugar, ¿qué balance haces de los últimos años, especialmente en el ámbito jurídico, donde la cantidad de profesionales mujeres supera a la de hombres, pero tal proporción no se ve reflejada en los puestos jerárquicos, donde no llegan a ocupar el 20% de los puestos directivos?

M: El balance es sin duda positivo porque hemos avanzado mucho en los últimos años en lo que al ascenso de la mujer a puestos directivos se refiere. Este avance se ha producido en gran medida gracias a las acciones de ciertas mujeres abogadas que nos precedieron, y que siguen siendo un referente a día de hoy, así como también debido a ciertas iniciativas que se están llevando a cabo tanto desde el sector público y privado.

A nivel institucional, destacamos que la CNMV se ha marcado como objetivo para el año 2022 que haya un 40% de mujeres en el consejo de administración de las sociedades cotizadas para garantizar la buena gobernanza.

A nivel privado, señalamos las iniciativas que están llevando a cabo despachos como Baker McKenzie, quien se ha propuesto cumplir el siguiente objetivo para 2025: un 40% de mujeres, un 40% de hombres y un 20% flexibles, que se aplica tanto a los socios como al resto de categorías. En el caso de Roca Junyent, el despacho ha presentado la solución IQUALEX para hacer frente a la desigualdad en el ámbito laboral mediante un software de data science que permite visualizar los sesgos y modelos de comportamiento, al mismo tiempo que ayuda al departamento de RRHH ofreciendo un modelo de operación adaptado para alcanzar la equidad automatizada. Cabe señalar que esta iniciativa hizo ganadora a la firma en el Global Legal Hackathon Madrid 2020.

De igual forma debemos destacar, que tal y como hemos observado cada vez son más los clientes que demandan diversidad de género en España en sus proveedores de servicios profesionales. De hecho, ya es habitual que los clientes de empresas profesionales soliciten información sobre sus políticas de diversidad, pudiendo ser este dato un factor decisivo para ser incluido en una lista de asesores profesionales. Cabe destacar que Amazon y Coca Cola están negándose a contratar con despachos que no cuenten con abogadas en sus equipos.

Precisamente en línea con este compromiso con la igualdad de género, decidimos fundar Women in a Legal World, cuya misión es posicionar a España como pionera en la consecución de un sector legal diverso donde deje de ser excepcional ver a una mujer al frente de una firma de abogados, dirigiendo una facultad de Derecho, presidiendo el jurado de un gran premio, o liderando el servicio jurídico de una compañía cotizada.

No obstante, a pesar de todas estas iniciativas, todavía queda mucho camino por recorrer pues si bien se ha avanzado considerablemente en materia de igualdad durante los últimos años en el sector jurídico, los datos hablan por sí solos y todavía son muy pocas las mujeres que ocupan puestos directivos en nuestro sector (no más del 16%). Considero que no podemos relajarnos y tenemos que seguir trabajando arduamente para no dar ni un paso atrás. Máxime después de esta pandemia que si bien nos ha afectado a todos, la realidad es que ha tenido un mayor impacto con las mujeres. A nivel global, de los 114,4 millones de personas que han caído en la pobreza, 57,8 millones son mujeres, lo cual ha acrecentado aún más la brecha de género en términos económicos y educativos, así como obstaculizado el progreso en materia de igualdad de género de acuerdo con lo previsto en la Agenda 2030 de Desarrollo sostenible.

Si bien todavía queda mucho por hacer, de lo que no cabe duda es que en este camino necesitamos tanto a los hombres como a las mujeres para que el cambio se materialice. De ahí que desde WLW hayamos querido visualizar la importancia de este hecho, nombrando Embajadores a 20 hombres que son grandes referentes de este país y que nos han ayudado en el camino.

 

V: ¿Qué impresión tienes sobre las nuevas generaciones de mujeres abogadas?

M: Creo que la nueva generación de mujeres abogadas vienen sobradamente preparadas. Traen expedientes muy buenos, han estudiado en diferentes países, hablan muchos idiomas, etc.

Estas mujeres abogadas tienen a su vez las cosas muy claras, ya que son plenamente conscientes que no se puede dar ni un paso atrás en lo que a paridad de género se refiere y que todavía sigue existiendo un techo de cristal por romper.

Consideramos que es fundamental que cuenten con referentes que les demuestren que el cambio es posible y que hay un mundo lleno de oportunidades para ellas.

Desde Women in a Legal World creemos firmemente en esto y por ello una de nuestras más famosas iniciativas es nuestro programa de mentoring, el cual está destinado a desarrollar el potencial de las alumnas de últimos cursos de Grado y de Máster de Acceso a la Abogacía.

 

V: Con una gran trayectoria profesional y una notable faceta dirigencial, no debe resultar sencillo lograr un equilibrio entre la vida laboral y la personal. ¿Cuál es tu mensaje para las jóvenes abogadas sobre la importancia de involucrarse en el presente de la profesión, de manera de aspirar a un futuro cercano cada vez más igualitario?

M: Tomo como referencia a la Junta WLW Young, una iniciativa que, entre otras cosas, aspira precisamente a fomentar un recambio generacional y formar futuras líderes.

Esta plataforma propone la creación de una red que conecte a las mujeres del sector legal, que ayude a mejorar las habilidades sociales entre las profesionales y que sirva de referente a las nuevas profesionales, para dotar al sector de una fisionomía más diversa y equilibrada, que ofrezca opciones válidas y equitativas de alcanzar el nivel de mando en los órganos de decisión.